Follow by Email

Wednesday, August 11, 2010

Leo...


Leo...

De amores muy perfumados

que nunca se alejan o son recordados.

Leo del poeta su alegría y sobre el amor, su sabiduría

pero poco leo de las cosas que aprendemos cada día.

Leo de flores en jardines exuberantes y perfumados,

de besos que son tiernamente ofrecidos o dados.

Pero poco leo de las tormentas que vivimos diariamenteo

de la mano que extendemos, a quien lo necesita, solidariamente.

Leo poemas de increíbles amores, intensos y verdaderos

que llevamos junto a nosotros, en un bello sendero.

Pero casi no leo, de la realidad de la vida que pasa día a día

quizás no nos parece tan romántico decirlo, ¿o es tan solo decidía?

Leo lo que se presenta ante mis ojos, aunque no sea verdadero,

aunque se deleite mi vista con sus letras y nada sea perecedero.

Poco leo de la realidad de cada día, de lo que ocurre minuto a minuto

pero en poesía eso no vende por seguro, ¿por eso se busca un substituto?

Almatriste

Agosto ,2010


website hit counter
Provided by website hit counters website.

No comments: