Follow by Email

Saturday, February 19, 2011

Un nuevo día.






Al amanecer, a través de mi ventana abierta,
Miré una vista que detenía el corazón.
Sobre el horizonte delante de mí,
Apareció una aurora de luces místicas,
Reflejándose profundamente en las cavidades,
y picos de las montañas circundantes.

Ante mí, mostrando la temprana luz,
que penetraba la niebla de la mañana,
causando rayos perpetuos de oro
Iluminando lo más alto
de los picos de la montaña.
Despertando la tierra placida debajo.

Miré detenidamente, cercanamente,
los colores brillantes de luz
Estirándose hacia arriba,
Como dedos en una mano
En el aún, amanecíente cielo.

Ah, miré fijamente esta vista preciosa,
El Tiempo mismo pareció esperar,
deseoso de guardar los primeros rayos,
que se revelarían en adelante
Desde el Este y esperando,
La risa del sol, llamando
Un Nuevo Día.

Almatriste-poemas.blogspot.com
Feb 19, 2011

No comments: