Follow by Email

Tuesday, September 4, 2012

Alguna vez.

 
 
Alguna vez te dije, te amo, muy enamorada.
Y te ofrecí mucho amor, sin pedirte nunca nada,
te abrí los brazos, para que en ellos te refugiaras
nunca te abandone, pero tu... hiciste que llorara.
 
Y me ahogue en el llanto que de mis ojos brotaba,
y lo bebí, pidiendole a dios que llorar no me dejara.
Dejé que mi corazón se martirizara...
y no me perdone, porque yo misma lo maltrataba.
 
Recorrí caminos de silencio
esperando de ti, tan solo una palabra.
Quizás una mirada tierna, una caricia amada.
Pero no llegaron, porque en tu corazón, no estaban.
 
Y quise engañarme con algo que creo mi alma,
una mentira dulce y piadosa que me animara.
Pero con palabras duras me bajaste del altar
y con desprecio mi amor, me hiciste llorar.
 
Ahora estas solo y yo, no soy tu compañera,
y de soledad están nuestras almas llenas.
Y seguimos en la incoherente búsqueda día a día
de encontrar el amor, ese que nos sirva de guía.
 
Almatriste
Derechos reservados.


No comments: