Follow by Email

Tuesday, May 31, 2011

Ciega...





Ciega...


Por ver y no aceptar,
posibles mentiras que me quieran dar
quizás porque no tengo la misma susceptibilidad,
o tal vez, porque acepto ciertas cosas a veces
pero no puedo en cosas vanas participar.


Si... ciega... y me imagino
que ya sabe quien me conoce
lo que me llega a molestar,
¿pero quien puede a alguien cambiar?
somos como somos... lo que somos...
¿cambiar? no vale la pena intentar.


A veces da tristeza, poder ver...
lo que tan lastimosamente podemos entregar.
¿Mentiras? que las hay, las hay,
y muy dañinas, para que preguntar
¿alabanzas? claro, de las que no llegan a aspirar,
a ser nunca una verdad.


Ciega...
pero así lo prefiero para no poder ver esas mentiras sin piedad.
Ciega... porque Dios sabe... lo que me duele de verdad
el no me las deja ver, por eso mi ceguera,
es la bendición que Él me da.




Almatriste.

1 comment:

Anonymous said...

Muy bonito este poema escrito con todo el sentimiento.Mis felicitaciones por compartir tu poesía.Saludos.GC