Follow by Email

Monday, April 5, 2010

Alguna vez.



Alguna vez te dije ¡Te amo! enamorada
y te ofrecí tanto amor, sin pedirte nada.
Te abrí los brazos para que en ellos te refugiaras
nunca te abandoné, pero tú hiciste que llorara.

Y me ahogué en ese llanto que de mis ojos brotaba
y lo bebí, rogándole a Dios que me ayudara,
dejé que mi corazón se martirizara
y no me perdoné, porque yo misma, lo maltrataba.

Recorrí caminos de silencio
esperando de ti tan solo una palabra.
Quizás una mirada tierna, una caricia amada...
y no llegaron, porque dentro de tu corazón no estaban.

Quise engañarme con algo que creó mi alma
una mentira dulce y piadosa que me animara.
Pero con palabras duras me bajaste del altar
y con desprecios, amor me hiciste llorar.

Ahora, estás solo y yo no soy tu compañera,
de soledad están, nuestras almas llenas.
Y seguimos en la incoherente búsqueda día a día
de encontrar el amor, ese que nos sirva de guía.

Almatriste.
Mis poemas
4/05/2010

No comments: